Archivos para septiembre, 2008

Un poco de música. Yasmin Levy

Publicado: 25 septiembre, 2008 en Música

Nací en Alamo
No tengo lugar.
No tengo paisaje,
y aún menos tengo patria.

Con mis dedos hago el fuego
y con mi corazón te canto.
Las cuerdas de mi corazon lloran.

Nací en Alamo
Nací en Alamo

No tengo lugar.
No tengo paisaje
y aún menos tengo patria.

Nací en Alamo
Nací en Alamo

Ay, cuando cantas
con tus baladas,
nuestra mujeres te hechizan.

I Jornadas técnicas del IUEM (Instituto Universitario de Estudios de La Mujer) tendrán lugar los días 25 AL 27 DE SEPTIEMBRE EN EL AULARIO DE GUAJARA, ULL, TENERIFE.

Tripitico: Tríptico Informativo – Triptico informativo2

<<…La presidenta de Coalición Canaria en Gran Canaria, María del Mar Julios, ha solicitado una unión “firme” y “contundente” de todas las instituciones y partidos políticos canarios contra los editoriales de El Día.
Desde Coalición Gran Canaria, condenaron y rechazaron este jueves el contenido de los editoriales de El Día porque no aceptan “bajo ningún concepto” que ningún medio de comunicación atente y agreda “impunemente” al nombre y a la isla de Gran Canaria.

María del Mar Julios afirmó este jueves que la libertad de expresión de los editoriales de los medios de comunicación no son “justificación alguna”, ya que están “avivando la dinámica del enfrentamiento”. …>>

En cierto punto estoy de acuerdo con todo esto, pero que sea CC quién denuncie .. pues hace mucha gracia…
Ya hace bastante tiempo que la Editorial del periódico EL DIA, de los de mayor tirada sino es el de mayor.. de la isla de Tenerife, esta agrediendo, degradando y utilizando todos los medios posibles para seguir con un conflicto insular del cuál no sé si existe o solo lo alimenta dicha Editorial.
Son lamentables la serie de artículos prejuiciosos que edita este periódico, artículos que por lo visto pasan desparcebidos por muchas de las personas que lo leen a diario.
Se me viene uno a la cabeza  uno que decía …. ABALANCHA IMPARABLE. Está claro que si nos gusta la ciencia ficción pues somos más sensibles a entender lo que quería decir este titular. Que se nos hunde la Isla con tanto cayuco, porque claro, todas sabemos lo que pasa con estos inmigrantes (…), que seguramente no entraran en su concepto de extranjero, puesto que para ellos significar inmigrante significa no tener dinero, tener un color claramente definido y bueno podría seguir haciendo una lista de los prejuicios y pensamientos estereotipados que fluyen en ese periódico.
No quiero entrar en un debate de los términos pero está claro lo que es una persona extranjera – inmigrante, lo que quiero dejar claro es las connotaciones negativas que van fluyendo del fenómeno migratorio. Connotaciones negativas en el término inmigrante, como persona de un color, persona de un nivel adquisitivo bajo, etc… Nos podemos hacer una idea de quienes hablo, está claro de los de la AVALANNCHA IMPARABLE!!! de las que nos alertaba EL DIA.
Menos mal que tenemos este periódico que nos proteje y crea un ambiente positivo donde se puede respirar aires de interculturalidad…
Si no respeta a la Isla de al lado, ni hablemos de las personas que vienen del continente vecino…
No soy periodista, ni mi gran fuerte es el redactar artículos, como se puede apreciar.
Pero lo que si tengo bastante claro es el concepto de persona, sea del lugar que fuere el lugar de nacimiento. Y se distinguir un titular discriminatorio, racista, xenófobo del resto.
… es una pena que con tan buen@s periodistas que existen, tengamos que empaparnos de unos medios de comunicación que dan pena y que solo contribuyen al odio, a la confusión y otros sentimientos que debilitan la un pensamiento racional, construtivo y crítico.
Nada más por hoy.

         La Subdirección General de Medios Audiovisuales, perteneciente al Ministerio de Industria, ha rechazado la concesión a la ONG Amnistía Internacional (AI) del sello que le permite difundir de forma gratuita en los canales de televisión su campaña por el 30º aniversario de la organización bajo el nombre Si nadie dice nada es como si no existiera. El Ministerio que dirige Miguel Sebastián argumenta que el spot no tiene ni “carácter benéfico” ni es de “servicio público”.

AI, denuncia consultadas 15 de las ONG más importantes de España; que es la única organización internacional declarada de utilidad pública en España cuyos spots no son considerados de ‘interés público”. 

Pincha en al imagen para ver el spot.

Stop CO2 – Greenpeace

Publicado: 17 septiembre, 2008 en News, Actualidad
Etiquetas:, ,

Escaladores de Greenpeace ponen una mascarilla a un toro de Osborne para “protegerlo” de las emisiones de CO2 de los coches. En vísperas al Día Sin coches que se celebrará el 22 de septiembre.
La acción, se enmarca en la Semana de la Movilidad Sostenible, y se suma a los actos que la organización está llevando a cabo en toda Europa de cara a la próxima votación de la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo sobre la limitación de las emisiones de CO2 de los nuevos turismos que se vendan en Europa.

A primera hora de la mañana, activistas de Greenpeace han colocado una mascarilla al toro de Osborne situado en la A1, a las afueras de Madrid, para “protegerlo” de las emisiones de gases de efecto invernadero de los automóviles.
Los escaladores han descolgado, además, una pancarta en el cuerpo del toro con el lema “STOP CO2”. Greenpeace ha lanzado también un manual para demostrar a los políticos españoles que la industria automovilística carece de excusas para no reducir las emisiones de CO2.

 

Colabora: http://colabora2.greenpeace.es/boletin/09_08_transporte/index.html

    Este artículo es de  Enrique Venegas Sánchez, con motivo del día del cooperante el diario EL DIA decidió dedicar su suplemento sobre África a la cooperación realizada desde Canarias. Por ello solicitaron un artículo de opinión sobre su experiencia como cooperante en Mauritania, pero una llamada de última hora le indica que no pueden publicar este artículo….

    Lo que comúnmente podríamos decir CENSURA.. Bueno les dejo que lean el artículo.

un saludo.

Mauritania: entre el inchallah y la cooperación paternalista.

 

Cualquier visitante de Mauritania habrá escuchado en repetidas ocasiones esta expresión, “inchallah”, que podríamos traducir por el conocido “si dios quiere” de nuestros mayores. Quien además haya permanecido en el país algún tiempo habrá comprobado también la carga de resignación, incluso de aparente indiferencia, asociada a esta expresión. Desde luego ciertas dosis de serenidad y calma son necesarias para sobrevivir en un espacio físico tan árido y con temperaturas tan elevadas. De hecho no faltan quienes encuentran en este conformismo la explicación de que no se hayan producido graves conflictos sociales a pesar de que un 40% de su población vive por debajo el nivel de pobreza. Asombra más aún la aceptación -incluso en no pocos casos la satisfacción- de amplios sectores de la población ante el golpe de Estado del pasado 6 de agosto, el tercero en cinco años. Por no hablar de la cara de estupefacción que se nos puede quedar cuando algún amigo del país nos dice que “la democracia es un invento de los europeos que no sirve para Mauritania”. Valdría la pena que reflexionáramos sobre las razones que podría haber tras estas opiniones. Si eso ocurre con la democracia ¿qué podemos esperar cuando hablamos de cooperación para el desarrollo?

 

Resulta bastante evidente que la única forma de evitar que algo resulte ajeno es asegurar el protagonismo de aquéllos a quienes concierne el asunto en cuestión.  Quizás por ello, tras más de cincuenta años de historia de cooperación para el desarrollo, la participación de los potenciales beneficiarios esté asociada a cualquier posibilidad de éxito en la mejora de sus condiciones de vida. La experiencia ha demostrado que los proyectos diseñados, llevados a la práctica y administrados por las entidades de los países donantes, con escasa o nula participación de las poblaciones de los países receptores, no contribuyen al desarrollo sostenible a medio plazo. En palabras de Eveline Herfkens, fundadora de la Campaña del Milenio de las Naciones Unidas: “Los proyectos controlados por los donantes encajan con una idea paternalista del desarrollo e incluso la refuerzan. Nosotros enseñamos, tú escuchas; nosotros damos, tú recibes; nosotros sabemos, tú aprendes; nosotros nos ocupamos de las cosas porque tú no puedes. No dejamos que los países africanos asuman su propia responsabilidad”.

 

A pesar del amplio consenso internacional sobre este asunto seguimos exportando sistemas de alfabetización –por hablar del ejemplo que conozco más de cerca- sin la menor consulta a la población a la que van dirigidos. Sin hacer un diagnóstico de la realidad para conocer sus dificultades, los grupos sociales y las personas que las padecen, sin escuchar sus propuestas para solucionarlas y, por supuesto, sin que tomen parte en la selección de la alternativa más adecuada. Quizás sea esa la razón de que después de siete años y más de tres millones de euros invertidos el alumnado que completa el ciclo formativo con éxito no llegue al 10%.

 

Como apunta la Agenda de la Eficacia de la Ayuda que recogía la Declaración de París de 2005, los cambios sustanciales en la forma de pensar y actuar de los donantes, tan necesarios para mejorar la gestión y orientación de la Ayuda, sólo serán posibles si los ciudadanos y ciudadanas de los países ricos exigen mayor información acerca de la eficacia y calidad de las aportaciones que gestionan sus gobiernos. En nuestras islas, tras más de una década destinando fondos públicos a la cooperación para el desarrollo, sigue estando pendiente la evaluación del impacto de nuestras actuaciones. Durante demasiado tiempo, ni los gobiernos de los países ricos ni los de los países pobres han rendido cuentas ante la ciudadanía sobre la gestión de la ayuda al desarrollo. Una gestión orientada a los resultados implicaría asegurar y demostrar el impacto real que la ayuda tiene en la vida de las personas. Que, por otra parte, no mejorará mientras los donantes continúen estableciendo sus prioridades de ayuda al desarrollo en función de intereses geoestratégicos, económicos, comerciales o de inmigración.

 

La celebración del Día del Cooperante debería servir para profundizar sobre los retos y los aspectos pendientes en este campo y no únicamente para que, tanto los gobiernos de turno como las ONGDs “se visibilicen institucionalmente ante la opinión pública”. Sobre todo si queremos que no llegue el día en que nuestro amigo de un país empobrecido, con toda la razón del mundo, nos diga que eso del desarrollo es un invento de los europeos y que para su país no vale.

 

 

Enrique Venegas Sánchez

Cooperante en Mauritania entre 2002 y 2005. Ha publicado recientemente “Guía de Recursos para la Cooperación Internacional: herramientas para profesionales”. Actualmente es uno de los representantes de la ONGDs en el Consejo de Asesor de Cooperación del Gobierno de Canarias.